martes, 9 de diciembre de 2008

Rollos.

  • Cronicidad: calidad de crónico. Dícese de ciertos vicios cuando son inveterados.

Saqué conclusiones
entonces liquidé ese texto
descubrí el porqué de ese nombre
el porqué de ese hombre
lamí sus registros
y se quedaron en mi lengua
tragué la tinta
y saqué conclusiones
entonces liquidé ese texto.

(...)

martes, 2 de diciembre de 2008

Minicomponente en el Monte Análogo


Y resulta que el domingo pasado fui al monte análogo sola, a la edición ciento ocho. en la ciento siete habían estado los 107 faunos. el programa radial de Nico Bedini, gabriel Rud y Gato Caba se transmite todos los domingos a las 20 por unaradio.com.ar

Y resulta que ahora escribo mientras el aire frío me seca el torso y la espalda, que fue un encuentro intenso y deportivo, consistente en dos horas de tocar canciones sin interrupción, con total libertad de eleccion y de entonacion. mas poesias de autoras grandes, que no conozco, luego una visita emocionante de la niña Lara, cantante y pianista. Bedini leyendo como un poseso. Rud destruyendo los patrones del midi con sonidos ajenos a la galaxia. el fantasma de Violeta Parra flotando por entre el té de hierbas y los alfajores capitanes del espacio, para vigilar la baja de azúcar. fue increible


Click para bajar el programa entero:
http://www.elmonteanalogo.blogspot.com



lunes, 1 de diciembre de 2008

Este sábado 6 de diciembre


Este sábado tocamos en la peluquería un acústico muy monono.
La capacidad es ultra limitada; dicen que hay que reservar almohadon escribiendo a indiestarproyect@yahoo.com.ar

domingo, 30 de noviembre de 2008

Poema tradicional

Ida a Quilmes

Hace ya casi 3 meses que tomo ese colectivo
A tres cuadras de casa, frente al hospital
donde una vez me cosieron tres puntos
encima de la nuca, por haberme balanceado
en una silla desafiando la ley de gravedad
y las advertencias de los mayores.


(Dicen que el doctor, temiendo
una conmoción cerebral,
preguntó cabalmente “¿Dónde vivís?”
y la niña traviesa de 3 años contestó
con naturalidad: “¡En mi casa!”.)


Hace casi 3 meses que reincido, al despertar,
En preguntarme qué leeré en esa hora de trayecto,
Siempre accidentado, siempre ruidoso,
Hacia la ciudad con Q,
Qué materia estudiaré,
Qué nuevo disco oiré,
Hasta llegar a destino,
Donde mi patrón, alias “El macanudo”
Me dirá que hoy tenemos tanto que hacer.


Ningún Deerhunter o novela de Tobias Wolff
Me distrae por completo de lo que ya no quiero ver:
Las calles derrumbadas,
Los tubos de las petroquímicas
Que reemplazan a los árboles,
Los rostros horadados por la desolación
Y la peste,
Un arroyo donde un perro como un roedor gigante
Bebe un agua negra, indecible.


Recordé la vez que, a bordo del mismo 281,
Lanús-Quilmes, con escala en el infierno,
Vi a un hombre aburrido arrojarle piedras a un perro,
Famélico, de pelaje blanco y tullido,
Que pasaba rengueando a unos metros de distancia.


El Vado de la Pena, con las casillas
Agujereadas de tiros disparados por los colimbas
Muchos años atrás, entre su paseo
por el cabaret y el ataque al Batallón,
termina pocos minutos después;
Sin embargo me sigue todo el día,
Como una imagen de la Virgen de pie en mi mente,
Me hace desear estar lejos, bien lejos y nunca más
Volver a la entrada de la ciudad con Q.

martes, 25 de noviembre de 2008

Sábado 29 de noviembre!

Una fecha muy alta

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Si yo fuera carpintero

















SI YO FUERA CARPINTERO
Si yo fuera carpintero sabría cómo hacerlo.
Vengo con unos papeles y te pido
que leas en voz alta mis poemas.
Me gusta escuchar cómo suenan
de tu voz y tus inflexiones.
Me gusta leer cosas clásicas,
que sean como el Edén sobre el mundo.
Cosas frescas, furiosas,
como las Mil y una Noches, con Sherezada
y el Sultán, que no me inquieten demasiado.
Vengo con una hoja y un lápiz y te ruego
que me dibujes una manada de osos solos,
pero lindos, que estén un poco perdidos.

"Ella es una joya, dulce y sublevada, tierna y talentosa, un poco violenta."

martes, 18 de noviembre de 2008

lunes, 17 de noviembre de 2008

arte rodante v.1.0


el fin de semana pasado pablo salvador expuso
sus dibujos y también musicalizó arte rodante.

domingo, 16 de noviembre de 2008

ROCÍO









sábado, 15 de noviembre de 2008

Los Reyes del Falsete - "Tifi Rex"



Video adelanto del disco debut de Los Reyes del Falsete, capitanes del pop insurrecto.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Peludo



amamos a
Matt Furie




Minicomponente / Hágase la Luz EP


4 canciones + arte de tapa de Lino Divas.

1. Puedas (ft. Eugenia Insaurralde)
2. A mi manera (Fun People cover)
3. Te odio, te quiero
4. El volcán (versión cantada)


Descargar


jueves, 13 de noviembre de 2008

Fiesta Superfresca Vol. 1

15 de noviembre



domingo, 2 de noviembre de 2008

domingo, 19 de octubre de 2008

video

domingos de octubre.

sábado, 5 de julio de 2008

martes, 20 de mayo de 2008

Casa Colombia

En mi mente no guardo rencor alguno por la gente de Casa Colombia, que supo arreglárselas hasta los últimos días del final.
Algunos podrán objetar que no éramos amigos. Yo creo que sí: ¿cómo se le llama a alguien con quien uno convive, a quien le cuenta sus problemas, que escucha la misma música que uno, que come la misma comida? Lo que pasa es que a la gente no le gusta ser responsable de los vínculos. Cuando se nombra la responsabilidad, zas!, desaparecen.

lunes, 28 de enero de 2008

Primer encuentro (fantasía clasista)

--Me gusta pensar que puedo ser un hombre como mi viejo, los marineros tienen un carácter especial. Un hombre de mar. Están en una, imaginate que tenés la posibilidad de viajar de acá para allá, visitar otros continentes, todo el tiempo. Se embarcan, y a la vuelta tres meses de licencia, con la familia. Después, de nuevo a navegar. Y así todo.
--Suena cojonudo --dijo Alisa.
--Claro --Fulton tragó saliva; no le gustaban las palabras rebuscadas, pero tampoco podía dejar que una chica lo amedrentase. Continuó: --Y el sueldo dicen que es bueno. Mi viejo vivió toda su vida de primera, se construyó su casa, se compró su auto y su moto.
--Elemental para mantener una familia.
--Ah, yo sueño con tener una familia, muchos hijos, una casa con pileta --dijo Fulton, ni corto ni perezoso. Había sin embargo, tanta humildad en su verdad, que ella no pudo dejar de sentir un poco de lástima y, también, de ternura.
"Ojo", pensó, advirtiéndose a sí misma, "que este grasa no me inspire ternura porque se pudre todo." Era lo que alguien como Laura podría pensar, es más, casi podía sentir la mirada sobradora, algo irónica, de Laura sobre la nuca, mofándose de Fulton y de ella. "No", pensó con decisión, como si espantara a Laura, "Fulton y yo no somos la misma cosa", claro que no, eran dos mundos apartes, dos especies escapándose de la tormenta, se miraban un poco dubitativos como buscando las palabras. "Y Laura y yo tampoco." No sabe si lo pensó porque no quiso o qué, pero poner esa distancia mental la hizo sentir espléndida y aguerrida. A veces, de más chica, había intentado reconocerse en los otros, en Laura. Poco a poco la vida le había enseñado a desconfiar incluso de sus amigas del colegio, y era gracioso que justo en este momento frente al masculino Fulton se coronara espiritualmente su independencia, su individualidad.
Inédito el giro que estaban tomando las cosas. Fulton y yo, Laura y yo, y Fulton a su lado hablaba, embravecido de nuevo, de los mares impenetrables, del océano feroz, de los souvenires que se compran en los puertos lejanos. Una pincelada de ternura puede ser el puntapié inicial de muchas cosas, y ella, que no era lerda, lo sabía bien. Otras, por ejemplo Laura, habrían descartado sin dudarlo a un candidato como Fulton. Ella no. Y el saberse diferente la llenó de nuevo de un orgullo extraño y tímido. Ya había experimentado ternura por esa sonrisa picantosa de dientes blanquísimos, ahora no había vuelta atrás. Esos ojos achinados sobre cachetes mofletudos y apenas sonrosados. El pelo ralo, duro y lacio, erizado hacia arriba. Claro que Fulton no era un galán. Pero debajo de la musculosa gris y roja se entreveían unos brazos muy bien torneados y una espalda fuerte, para abrazar. Iba tostado, con el color que adquieren las pieles trigueñas cuando pasan apenas un par de días al sol; las gafas oscuras, enormes, de bordes rojos, le daban un toque un poco insólito. "Hay que ser cojonudo para parear esas gafas con esa cara", pensó Alisa y no pudo reprimir un relincho de simpatía.